Agrupar préstamos para conseguir un mayor ahorro

Es posible que lo que te vamos a contar hoy te suene y te identifiques con ello. Tener varios préstamos a la vez a los que hacer frente es una situación que no es desconocida para muchas familias del país. Si estás pagando varias mensualidades elevadas, intereses por encima de lo que te puedes permitir y te cuesta llegar a final de mes, agrupar préstamos puede ser una buena opción para ti.  

Si tienes la sensación de no tener el control sobre tus finanzas domésticas o la economía de tu familia, no te preocupes, hoy queremos contarte cómo agrupar préstamos puede ayudarte a salir de esta incómoda situación. 

¿Qué significa agrupar préstamos?

Como bien su nombre indica, el concepto es muy fácil de entender: se trata de unificar todos los préstamos existentes en uno solo. La idea es solicitar un préstamo con el que poder amortizar todos los que tienes hasta ahora y, de esta forma, quedarte con una única cuota mensual más barata que te favorezca y se adapte mejor a tus necesidades. 

El objetivo de este producto financiero es dar una segunda oportunidad a aquellas personas que por motivos muy diversos se puedan encontrar en una situación económicamente frágil. 

¿Qué ventajas tiene reunificar créditos?

Reunificar créditos puede tener muchas ventajas si acumulas varios préstamos. Quien más quien menos está pagando las mensualidades de una hipoteca, las cuotas de las tarjetas de crédito y algún préstamo personal que haya podido solicitar. Así pues, agrupar préstamos es una opción muy interesante para llegar más tranquilos a final de mes y empezar a ahorrar. 

agrupar préstamos con Suitaprest

Agrupando todas las deudas en un solo préstamo se pueden pactar unos intereses menores y, por lo tanto, unas cuotas mensuales más económicas. Con la acción de agrupar préstamos también puedes conseguir alargar la vida del préstamo y, en consecuencia, reducir aún más la cantidad a pagar con cada mensualidad. A todo esto hay que añadir la comodidad de no tener que estar pendiente de los distintos vencimientos y conseguir un mayor control financiero. Si quieres ver cuánto podrías ahorrar con la agrupación de préstamos, puedes hacerlo en nuestro simulador de reunificación. 

Tipos de préstamos para reunificación de deudas

Está claro que según la características de los préstamos que tengas, las cantidades que debas o los intereses que hayas pactado con las distintas entidades, habrá productos que se adaptarán mejor a tus necesidades que otros. 

Es importante que conozcas los distintos tipos de préstamos para reunificación de deudas, para así poder elegir aquél que realmente vaya a ayudarte y te ofrezca unas mejores condiciones.  

Reunificación de deudas sin hipoteca 

La reunificación de deudas sin hipoteca se hace mediante un préstamo personal. Como comentábamos anteriormente, lo que debe hacer el solicitante es pedir un préstamo por un importe suficiente para cubrir todas las obligaciones económicas anteriores. Además, tendrá que hacerse cargo de el gasto que suponga la liquidación de todos estos préstamos. 

Esta forma de agrupar préstamos solo suele ser viable si las cantidades que se deben son pequeñas. Esto es así porque muy pocas entidades están dispuestas a prestar dinero a usuarios que no tienen propiedades que los avalen y que, además, ya han mostrado dificultades para pagar sus préstamos. 

Si tus deudas son bastante elevadas o constas en ficheros de morosidad, este no es el producto financiero que mejor se adapta a ti. Conseguir una reunificación de deudas sin hipoteca y con ASNEF solo es posible en el caso de que se presenten avales extra que aseguren a la entidad la devolución del préstamo, con el riesgo para el avalista que esto comporta. 

Reunificar deudas con hipoteca

La reunificación de deudas con hipoteca es el producto financiero más utilizado para agrupar deudas en nuestro país. Aproximadamente un 80% de las personas que residen aquí son propietarias de un inmueble. Esto permite que muchos de ellos puedan presentar la vivienda como aval en el momento de solicitar una reunificación de deudas. 

agrupar préstamos con Suitaprest

En Suitaprest ofrecemos reunificación de deudas con hipoteca, ya que así nos aseguramos  poder ofrecer mejores condiciones para el préstamo. A este producto financiero puede acceder cualquier persona que sea propietaria de un inmueble sin cargas pendientes o que le quede poca hipoteca por pagar. Al ser el propio inmueble el que funciona como garantía, las cantidades a las que se puede acceder son más elevadas y no hace falta presentar ningún tipo de aval extra. En este artículo te contamos cómo reunificar deudas y controlar mejor tus finanzas. 

Agrupar préstamos con garantía hipotecaria con Suitaprest

Agrupar préstamos con Suitaprest es un procedimiento muy sencillo. Como te comentábamos el único requisito indispensable es que presentes un inmueble como garantía. De esta forma tu historial crediticio o el hecho de que no tengas una nómina o contrato estable no son un problema. Con nosotros puedes reunificar deudas sin nómina o incluso acceder a la reunificación de deudas con asnef y sin aval.  

Solicitar nuestros préstamos para reunificar deudas es muy fácil a través de nuestra página web o con una llamada telefónica. En menos de 24 horas te estaremos mandando una primera propuesta con la cantidad a la que puedes acceder según la valoración inicial de tu vivienda. Si tienes cualquier duda sobre el proceso de agrupar deudas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.