Precio de la tasación de una vivienda

Con este artículo queremos arrojar un poco de luz sobre un tema que preocupa a menudo a las personas que necesitan tasar un inmueble. Más allá del valor final que se acabe fijando por la vivienda, también es importante saber el precio de la tasación de una vivienda, es decir, la cantidad que se deberá pagar para llevar a cabo el proceso. Empecemos primero clarificando algunos conceptos.  

¿Qué es una tasación de vivienda?

Una tasación de vivienda, como ya explicamos en un artículo anterior, es un documento oficial que tiene como objetivo fijar el valor de un inmueble, ya sea una casa, un piso, un local o incluso una nave industrial. Para que esta documentación tenga una validez legal, la tiene que realizar una Sociedad de Tasación homologada y siempre debe figurar bajo la supervisión del Banco de España. Estas empresas están supervisadas y reguladas con el objetivo de aportar la máxima transparencia a estos procedimientos. Están formadas por técnicos tasadores, es decir, profesionales titulados que pueden ser arquitectos e ingenieros, ya sean técnicos o superiores.

Las tasaciones se pueden necesitar por motivos muy diversos, pero el más común de ellos es pedirla para solicitar un préstamo hipotecario o para tener una referencia legal en el momento de fijar el valor de venta de una propiedad.

En este artículo nos centraremos en explicar el precio de la tasación de una vivienda, es decir, el coste que puede tener la tasación para el usuario. Si necesitáis más información sobre cómo saber el valor de tasación de una vivienda, podéis visitar este artículo de nuestro blog.

¿Cuál es el precio de la tasación de una vivienda?

El precio de una tasación de vivienda realizada por una empresa homologada suele moverse siempre dentro de la misma horquilla de precios. Hay dos factores determinantes que influyen en el coste final y que hay que tener en cuenta. El primero de ellos es la ubicación del inmueble, no es lo mismo tasar un piso en la capital, que en un pueblo pequeño y más aislado. Y el segundo es si el tasador precisa recopilar información adicional que no le es facilitada por el cliente, como notas registrales o planos. El precio para la tasación de una vivienda no es una tasa oficial o que pueda calcularse, por eso cada empresa puede establecer sus precios de forma individual teniendo en cuenta las características de la tasación. Lo que sí es muy importante tener en cuenta es que el valor de una tasación tiene fecha de caducidad y solo es válida durante seis meses. Esto es así porque el mercado inmobiliario es muy variable. Por eso es importante solicitar la tasación en el momento en que se necesite y no con mucha antelación.

Con Suitaprest todo lo comentado anteriormente deja de ser un problema, ya que solamente facilitando el DNI para la tramitación del préstamo, nuestros asesores se encargan directamente de toda la burocracia. Cuando un usuario solicita un préstamo con nosotros en pocos días recibe la visita de un tasador oficial, que valorará su propiedad para saber cuánto dinero podemos ofrecerle con el préstamo con garantía hipotecaria. De esta forma el precio de la tasación de la vivienda y otros trámites burocráticos dejan de ser una preocupación.

Es importante ponernos siempre en manos de tasadores de confianza y con buenas referencias. De esta forma conseguiremos sentirnos seguros con la operación y también acompañados ante las dudas que nos puedan surgir. Todos los asesores de Suitaprest son expertos profesionales que realizan las gestiones eficazmente y con todas las garantías de transparencia para que el cliente no se tenga que preocupar de nada relacionado con la tasación de su vivienda.

Si necesitas una tasación de vivienda para préstamos hipotecarios o cualquier operación financiera, no dudes en contactar con Suitaprest. Estaremos encantados de responder a todas tus dudas e informarte sobre las posibilidades que puedes tener según el valor de tasación de tu vivienda y cuánto dinero puedes obtener por él.