Préstamos para desempleados

Conseguir un préstamo cuando no se está trabajando no es tarea fácil. Muchas personas en situación de desempleo encuentran dificultades en el momento de querer solicitar financiación. Pero muchas veces son los perfiles que más lo necesitan, precisamente por no gozar de una situación financiera cómoda. Por eso hoy os queremos hablar de los préstamos para desempleados.  

¿Qué son los préstamos para desempleados?

Los préstamos para desempleados, como bien indica su nombre, van dirigidos a aquellas personas que no trabajan. Eso no significa que estén cobrando el paro, simplemente, que no están trabajando. 

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), la tasa de paro en España en el último trimestre del 2019 era de un 13,78%. Esto significa que la cifra de de desempleados superaba los 3 millones de personas. 

De estos datos se deduce que hay muchas personas en el país que no tienen una situación económica cómoda, y pueden necesitar financiación extraordinaria en algún momento. 

¿A quién van dirigidos los créditos para desempleados?

Los créditos para desempleados van dirigidos a perfiles muy variados de solicitantes. Estar en situación de desempleo no significa por fuerza que sean personas que no estén cobrando nada o que no estén empleando su tiempo en nada de provecho. Pueden estar empleadas en otras tareas, como por ejemplo, estudiar o poner en marcha su propio negocio. Pongamos algunos ejemplos de desempleados: 

  • Personas que estén cobrando una prestación por invalidez.
  • Jubilados que ya han llegado al final de su vida laboral.
  • Estudiantes a tiempo completo.
  • Emprendedores empezando a poner en funcionamiento su idea de negocio y que se encuentren en una fase muy inicial del proceso. 
  • Personas empleadas en su propio hogar, al cuidado de niños o mayores y que, por lo tanto no tienen un contrato laboral. 
  • Parados en búsqueda de trabajo y que estén cobrando la prestación, o no. 

Muchas veces estar en situación de desempleo implica llevar un mayor control de la finanzas del hogar y emplear más esfuerzo en el ahorro. Pero esto no siempre es posible y pueden surgir imprevistos que hagan desestabilizar esta planificación. Es en este momento cuando solicitar créditos para desempleados puede ser una buena solución. 

prestamos para desempleados con suitaprest

Tipos de préstamos a desempleados

Acceder a préstamos para desempleados puede ser una tarea complicada, aunque no imposible. Por suerte, cada vez existen más financieras de capital privado como Suitaprest, con el objetivo de poder ayudar a cuantas más personas mejor. 

Según el perfil de los solicitantes, existen distintos tipos de préstamos a desempleados. Vamos a ver algunos de ellos: 

Préstamos para desempleados con prestación o con ingresos

No contar con una nómina a final de mes puede complicar el acceso a la financiación. Especialmente si se recurre a la banca tradicional, donde los requisitos de concesión acostumbran a dejar fuera a muchas personas. En este artículo de nuestro blog puedes ver los requisitos más habituales que debes cumplir en el momento de solicitar un préstamo. 

Sin embargo, y como ya comentábamos antes, las financieras de capital privado nos podemos permitir ser más flexibles con estos requisitos. Por eso el cobrar una nómina fija deja de tener importancia, especialmente si se tienen otro tipo de ingresos. 

¿A quién van dirigidos los préstamos para desempleados y pensionistas?

Son muchas las personas que, a pesar de no estar trabajando, tienen algún tipo de ingreso o están cobrando una prestación y por eso pueden optar a préstamos para desempleados y pensionistas. 

  • Esto puede ser así en el caso de los pensionistas, ya sea por jubilación o por invalidez. Tienes más información en nuestro artículo sobre préstamos para pensionistas. 
  • También en el caso de las personas que cobran la prestación por desempleo, conocido como paro. 
  • Si se cobra algún tipo de subsidio por desempleo, ya sea porque se ha agotado la prestación, porque se tienen cargas familiares o por edad. En esta página podéis encontrar más información sobre los tipos de subsidio. 
  • Perfiles profesionales ligados a la estacionalidad, que trabajan por temporadas y en otras viven de los ahorros. 
  • Arrendadores que cobran por el alquiler de una o varias propiedades. 

Así pues, es cierto que no estar trabajando puede complicar las cosas. Sin embargo, no es imposible conseguir préstamos para desempleados con prestación o incluso préstamos para parados de larga duración. En el caso de Suitaprest, el requisito indispensable es presentar una propiedad libre de cargas o con poca hipoteca pendiente. 

Créditos para parados sin ingresos

En el caso de los créditos para parados sin ingresos, es cierto que la situación es aún más difícil. El simple hecho de no estar cobrando nada convierte a este tipo de usuarios en un perfil de riesgo para los bancos. No se puede olvidar que en el momento de la concesión de un préstamo, lo que analiza la entidad es nuestra solvencia y capacidad de devolución del dinero. 

En este caso, la mejor solución es optar por los préstamos de capital privado. En el caso de Suitaprest, funcionan con garantía hipotecaria, lo que significa que es la misma propiedad la que hace de garantía de devolución. De esta forma, el valor de la casa, piso o local serán los que determinarán la cantidad a la que se puede acceder con el préstamo. 

En el caso de necesitar préstamos a parados sin ingresos, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros gestores estudiarán tu caso con detenimiento e intentarán encontrar la mejor solución para ti. 

Préstamos urgentes para desempleados con ASNEF

Los préstamos urgentes para desempleados con ASNEF son doblemente difíciles, pero no por ello imposibles. Si este es tu caso, no te preocupes y sigue leyendo. Como ya hemos comentado más de una vez en nuestro blog, no constar en ficheros como ASNEF es un requisito indispensable para optar a la financiación tradicional. Por eso, estar en ASNEF y además, desempleado añade dificultades a conseguir financiación. 

prestamos para desempleados con suitaprest

Pero desde hace un tiempo y gracias al capital privado, optar a este tipo de préstamos no es imposible. Además, también se debe tener en cuenta que no es lo mismo solicitar préstamos para desempleados con ASNEF si estos cobran una prestación que si no lo cobran. Fíjate en cómo acceder a los créditos con ASNEF y pensión, por ejemplo. 

En cualquier caso, si necesitas prestamos urgentes para desempleados con ASNEF y dispones de un inmueble en propiedad, no dudes en ponerte en contacto con nuestros gestores. En menos de 24 horas después de tu solicitud nos estaremos poniendo en contacto contigo para hacerte una primera propuesta.   

¿Cómo te pueden ayudar los préstamos personales para desempleados? 

Es muy común que las personas en situación de desempleo necesiten una ayuda para llegar a final de mes. Ya sea para hacer frente a algún imprevisto, como por ejemplo una reforma o reparación en el hogar o incluso para poner en marcha una nueva idea de negocio. 

Tampoco es extraño que aprovechando que no se está trabajando, se emplee ese tiempo y recursos en continuar formándose o reciclarse profesionalmente, para así poder optar a un empleo mejor. Sea cual sea tu situación, si crees que los créditos para desempleados pueden ser una buena solución para ti, no dudes en contactar con Suitaprest. 

Préstamos para desempleados con Suitaprest

El requisito indispensable para acceder a nuestros préstamos para parados es ser propietario de un inmueble libre de cargas o con poca hipoteca pendiente. Este será el que funcionará como garantía de devolución del préstamo, así de sencillo. No te pediremos ninguna nómina y tampoco daremos importancia a tu historial crediticio anterior. 

Analizaremos tu caso concreto y nos intentaremos adaptar a las necesidades que tengas con la máxima flexibilidad. Solo tienes que rellenar el formulario de solicitud online en este enlace. En menos de 24 horas nos pondremos en contacto contigo para hacer un estudio más exhaustivo y enviar a un tasador oficial a analizar tu propiedad.