Préstamos para empresas nuevas, todo lo que necesitas saber

No es nada nuevo que la banca tradicional siempre ha sido más reacia en el momento de conceder financiación para empresas. Este hecho todavía se complica más en el caso de los préstamos para empresas nuevas. En el artículo de esta semana os queremos contar las peculiaridades de los préstamos para empresas de nueva creación. Si te preocupa encontrar financiación para el negocio que vas iniciar, puede que la solución para ti se encuentre en los préstamos de capital privado.

¿Porqué es complicado acceder a préstamos para empresas nuevas?

Conseguir préstamos para empresas nuevas acostumbra a ser complicado por una razón muy evidente. El simple hecho de que estemos hablando de una nueva idea de negocio, de la que aún no se haya comprobado la viabilidad de una forma práctica, puede ser un problema para conseguir financiación. 

Los préstamos a empresas nuevas son difíciles de conseguir de la misma forma que, muchas veces, es difícil encontrar a alguien que crea en nuestra idea de negocio. Más aún, si este alguien tiene que ser un banco que nos preste una cantidad considerable de dinero. Cualquier entidad bancaria valorará todos los riesgos posibles antes de conceder un préstamo y, a nadie se le escapa, que invertir en una empresa o negocio nuevo lleva intrínsecos más riesgos que en el caso de empresas grandes o ya consolidadas. 

Existen distintos tipos de préstamos para iniciar un negocio. Vamos a empezar hablando de los préstamos bancarios para nuevas empresas. 

préstamos para empresas nuevas con suitaprest

¿Cómo conseguir préstamos bancarios para nuevas empresas?

Ya hemos comentado que conseguir préstamos bancarios para nuevas empresas no es tarea fácil, de hecho, cada vez es más complicado. Es cierto que, durante un tiempo, pareció que la banca empezaba a lanzar productos específicos para empresas y, superada la última crisis, empezaba a abrir el grifo de la financiación. Sin embargo, el proceso para conseguir préstamos para empresas nuevas a través de la banca tradicional suele ser muy lento y, además se tiene que demostrar la solvencia de la empresa para devolver el dinero solicitado. 

Además, en un artículo anterior de nuestro blog ya os contábamos que según la última encuesta llevada a cabo por el Banco de España sobre préstamos bancarios, los criterios aplicados a la financiación de pymes se han ido endureciendo, dificultando mucho el acceso a los préstamos. 

¿Existen otros tipos de préstamos para abrir un negocio?

Por supuesto que sí, y te vamos a nombrar algunas de las formas de conseguir dinero para tu nueva empresa:  

  • Líneas de crédito Enisa o ICO. En este caso la financiación es a través de entidades bancarias pero con fondos estatales. Además de para otras finalidades, también se pueden solicitar para la creación de empresas nuevas. Son una buena opción entre los préstamos para abrir un negocio, pero el hecho de que sean fondos públicos complica bastante la tramitación y el papeleo a presentar. Además, serán los mismos bancos que los gestionan los que pondrán las condiciones de concesión. 
  • Sociedades de Garantía Recíproca. Su objetivo es mejorar las condiciones de financiación que consiguen la empresas y también están reguladas por el Banco de España. Para conseguir su aval, se deben cumplir una serie de requisitos: presentar un plan de negocio viable, no tener pérdidas continuadas, no tener deudas pendientes, ni formar parte de los ficheros de morosos, entre otros. 

En este artículo encontrarás más información sobre los tipos de préstamos para abrir un negocio y sus características. 

Otras formas de conseguir préstamos para iniciar un negocio

Siempre se ha dicho que muchos empresarios consiguieron sus primeros préstamos para abrir un negocio a través de  las tres FFF (Family, Fools and Friends). Es decir, consiguieron que sus amigos o familiares les prestaran esa primera inversión de dinero necesaria. Es evidente que esto no siempre es posible, ya sea porque no cuentan con ese dinero o porque no creen en la idea de negocio. 

Existen otras formas de conseguir dinero para nuestra empresa, sin necesidad de endeudarnos, aunque será complicado conseguir todo el dinero que necesitemos para sus inicios. Más allá de los préstamos para abrir un negocio, también podemos intentar conseguir financiación de la siguientes formas: 

  • Conseguir inversión o donaciones a través del crowdfunding. 
  • Alquilar los bienes necesarios para la empresa a través del renting. De esta forma te puedes ahorrar su compra y, aun así disponer de coches para la empresa, por ejemplo. 
  • A través del factoring se puede conseguir adelantar el cobro de facturas a través de un banco, para así disponer de liquidez. 

Todas estas opciones que os hemos presentado pueden ayudarte económicamente si no consigues acceso a préstamos para empresas nuevas. Pero seguramente no serán suficientes para poner en marcha tu negocio. 

préstamos para empresas nuevas con suitaprest

Préstamos para empresas nuevas con garantía hipotecaria

Cuando inicias un negocio nuevo, las financieras de capital privado como Suitaprest, somos la solución para conseguir financiación sin complicaciones. En este artículo ya te contábamos todos los detalles sobre los préstamos de capital privado para empresas y sus ventajas. 

Conseguir créditos para empresas nuevas es muy fácil con nosotros. El requisito indispensable será que presentes un inmueble en propiedad sin hipoteca o con poca carga pendiente, que funcionará como garantía hipotecaria. No será necesario que nos presentes tu plan de negocio y tampoco nos importa si contas en ficheros de morosidad como ASNEF o RAI. Sabemos que los inicios son complicados, pero si tu crees en tu idea de negocio, nuestros préstamos para empresas te pueden ayudar a ponerla en marcha. 

¿Cómo funcionan los préstamos para nuevas empresas con Suitaprest?

Solicitar nuestros préstamos para nuevas empresas es muy sencillo. A través del formulario de nuestra web o con una simple llamada puedes pedir tu préstamo. En menos de 24 horas nuestros asesores te llamarán para realizar un estudio. Recuerda que, simplemente presentando un inmueble como garantía podrás disponer de la liquidez necesaria e invertirlo en aquello que creas necesario para iniciar tu negocio. Además con nuestros préstamos para empresas nuevas puedes disponer de hasta 5 años de carencia, para que durante los primeros años de tu empresa no te tengas que preocupar por nada más que hacerla crecer.