Refinanciar deudas: cómo hacerlo y qué ventajas tiene

Llegar a final de mes y tener que afrontar los pagos pendientes es una de las situaciones que más preocupación genera a las personas. Y esa preocupación se intensifica más cuando el nivel de endeudamiento es alto y se tiene la percepción de que no se podrán afrontar los pagos. En estos casos, optar por refinanciar deudas puede convertirse en una muy buena opción.

Llegar a estos niveles de endeudamiento no es una situación poco común, es fácil imaginar a una familia que esté pagando mensualmente una hipoteca, las letras de un coche y las tarjetas de crédito, además de las facturas y gastos diarios. Algunas veces se puede llegar a situaciones delicadas y, entonces, pedir préstamos personales para refinanciar deudas se presenta como la única alternativa posible para llegar a final de mes.

Antes de entrar a detallar como es el proceso de refinanciar deudas y qué ventajas tiene, es importante saber en qué consiste esta operación.

¿Qué significa refinanciar deudas personales?

Algunas personas confunden el término refinanciar con reunificar. Aunque tienen un fin parecido, no acaban de significar lo mismo. Refinanciar deudas personales significa, como su propio nombre indica, volver a financiar. Si se recurre a algún método de financiación como podría ser solicitar un préstamo personal y no se puede hacer frente a su devolución, se pueden cambiar las condiciones del mismo para que, por ejemplo, se pueda devolver en plazos más cómodos para el usuario. Reunificar deudas, en cambio, significa agrupar todas las deudas existentes en una única cuota mensual.

La diferencia entre los dos conceptos radica en que la reunificación implica que exista más de una deuda para que puedan ser agrupadas. En cambio, la refinanciación se puede aplicar a una sola cuota. Aun así, su objetivo final es el mismo, conseguir que la cuota para devolver la deuda sea menos elevada y conseguir un mayor control de la economía personal o familiar.

En el proceso de reunificar deudas de Suitaprest todas las deudas se agrupan en una sola cuota y por tanto el cliente consigue refinanciar préstamos agrupando en un único pago todos los recibos pendientes. Unificamos tus deudas y estudiamos tu caso para que puedas devolver una sola cuota mensual adaptada a ti para que se ajuste a tu situación económica.

refinanciar deudas con suitaprest

¿Cómo refinanciar una deuda?

Por lo general, en el proceso de refinanciar deudas lo primero que se hace es un estudio de cada caso en particular. Existen deudas a largo plazo, como podría ser la hipoteca; otras a medio plazo, como el crédito pendiente por un vehículo a pagar en 5 años; o deudas a corto plazo, como las derivadas de la tarjeta de crédito. Cada una de estas deudas llevará consigo unas características particulares como, por ejemplo, un tipo de interés a aplicar. Según lo que se haya pactado con la entidad financiera, el plazo de amortización de la deuda o si el interés es fijo o variable, esto repercutirá de una forma u otra en la cantidad a pagar a final de mes por el usuario.

En el momento en el que el usuario cree que no podrá afrontar estos pagos, lo primero que debe hacer es contactar con la entidad financiera con la que ha contraído la deuda e informarse de las posibilidades que tiene. Lo más probable es que refinanciar deudas sea la mejor opción para esta persona. 

¿Qué ventajas tiene refinanciar deudas?

La principal ventaja de solicitar préstamos para refinanciar deudas es que se pueden pagar en cuotas e intereses más cómodos. La refinanciación de deudas permite reducir la cuota a pagar de manera considerable. Evidentemente, esto facilita el pago de la deuda totalmente, ya que se han obtenido condiciones más ventajosas. Es una opción muy interesante para evitar embargos o incluso evitar la entrada en las listas de morosidad, ya que al conseguir cuotas más adecuadas para el pago evitamos tener problemas de impagos posteriores.

Ventajas de pedir un préstamo con Suitaprest

En Suitaprest te proporcionamos la flexibilidad que necesitas para refinanciar tus deudas en caso de no poder hacer frente al pago de las mismas. Cómo te comentábamos anteriormente, con nosotros puedes refinanciar tus deudas durante el proceso de reunificación, por ejemplo. Si tienes varias deudas pendientes, nosotros nos encargaremos de todo el proceso de refinanciación y papeleo necesario, y las agruparemos en una sola cuota mensual que podrás devolver en plazos más cómodos.

Con cualquiera de nuestros préstamos con garantía hipotecaria nos adaptamos a tus necesidades, tanto antes como después de firmar. La flexibilidad es una de las ventajas más destacables de pedir un préstamo con Suitaprest, ya que ofrecemos una solución financiera adaptada para cada propietario. Si sufres algún imprevisto, ya sea personal o profesional, nuestro equipo de gestores siempre estará disponible para encontrar una solución para ti, desde refinanciar la deuda, hasta periodos de carencia de hasta 5 años.

No te debes preocupar por pertenecer a ficheros de morosidad o si te encuentras en algún proceso de embargo o subasta. Refinanciar deudas con Asnef es posible con Suitaprest.  Te recordamos que el único requisito que pedimos para optar a cualquiera de nuestros préstamos y operaciones, es el de poder asignar una propiedad libre de cargas o con poca hipoteca pendiente como garantía.

Lo primero que debes hacer es contactar con alguno de nuestros gestores y en menos de 24 horas se pondrán en contacto contigo para empezar el estudio de tu caso o informarte sin compromiso.