En este artículo queremos hablar de distintos tipos de préstamos de capital privado, sus características y los requisitos para solicitarlos. Hablaremos de tres tipos de financiación: préstamos de capital privado solo con nómina, con ASNEF y sin aval.

Como entidad financiera de capital privado, para nosotros es muy importante que nuestros clientes conozcan todas las opciones de financiación privada que pueden encontrar en el mercado.

¿Qué son los préstamos de capital privado?

A diferencia de los préstamos tradicionales que conceden los bancos de toda la vida, los préstamos de capital privado son aquellos que solo se pueden obtener en instituciones privadas, como las financieras de capital privado.

La banca tradicional cortó la financiación a particulares y empresas al inicio de la crisis económica, justo en el momento en el que los usuarios más lo necesitaban. Los préstamos de capital privado se posicionaron como la gran y única alternativa real a la banca tradicional.

Por esta misma razón, los préstamos de capital privado se convirtieron en una muy buena opción de financiación tanto para particulares como para empresas.

Préstamos de capital privado: una buena solución de financiación

Los préstamos de capital privado son una buena solución para solucionar problemas de liquidez derivados de imprevistos o de la acumulación de deudas. Sin embargo, también son una muy buena opción para conseguir liquidez para una inversión o para iniciar un negocio.

A continuación te detallamos las situaciones más comunes en las que se suele recurrir a este tipo de préstamo:

  • Reunificación de deudas. En ocasiones, los clientes necesitan afrontar deudas existentes y simplificar los pagos mensuales, sobre todo si tienen varias deudas con un alto interés.
  • Salida de ASNEF, RAI u otras listas de morosos. Como hemos mencionado, este tipo de préstamo es la manera más rápida de salir de este tipo de listas. Si tienes un historial crediticio negativo o limitado, es probable que no seas apto para préstamos bancarios tradicionales.
  • Cancelación de embargos y subastas. En estos casos, necesitarás financiación en un plazo breve, y los préstamos de capital privado tienden a aprobarse más rápido que los préstamos bancarios convencionales.
  • Reformas urgentes. Este tipo de préstamo es la respuesta más demandada a necesidades de liquidez para cubrir gastos urgentes como reparaciones de hogar.
  • Aceptación de una herencia. Es muy frecuente solicitar un préstamo con garantía hipotecaria para aceptar una herencia; en este caso, se hipoteca una propiedad, una vivienda heredada o cualquier otro tipo de inmueble (libre de cargas).
  • Financiación alternativa (la mejor o única). Autónomos o empresarios que necesitan financiación para ampliar su negocio o liquidez para atender pagos relacionados con su actividad y no cumplen los requisitos de la banca tradicional.

Como has podido comprobar, los préstamos se pueden solicitar por infinidad de motivos: desde no superar los requisitos de bancos tradicionales por estar en listas de morosos hasta no tener suficientes ingresos. Lo bueno es que existen varias opciones de préstamo para cada situación.

Tipos de préstamos de capital privado: solo con nómina, con ASNEF o sin aval

A continuación explicamos los tipos más frecuentes de préstamos de capital privado: solo con nómina, con ASNEF o sin aval.

Primer plano de una persona firmando un préstamo de capital privado solo nomina

Préstamos de capital privado solo con nómina

Los préstamos de capital privado solo con nómina se obtienen poniendo como garantía la cuantía de la nómina de la persona que lo solicita. Con este tipo de préstamos personales de capital privado es posible conseguir la financiación sin necesidad de recurrir a un aval. 

En realidad, son los propios ingresos del solicitante los que actúan como respaldo. Por este motivo, los préstamos de capital privado solo con nómina se reservan a personas con una situación financiera adecuada que disponen de suficientes ingresos para que la entidad considere que pueden afrontar los plazos de devolución con solvencia.

A continuación os detallamos algunos de los requisitos imprescindibles para poder acceder a los préstamos de capital privado solo con nómina: 

Tener unos ingresos demostrables y elevados

Con los préstamos de capital privado solo con nómina, son los propios ingresos del solicitante los que funcionan como garantía de devolución, por lo que, en el momento de solicitarlos, es imprescindible demostrarlos con documentación como, por ejemplo, una nómina.

Ingresos estables en el tiempo

Junto al valor de los ingresos mensuales se tendrá en cuenta su perdurabilidad en el tiempo, por lo que las entidades de crédito también comprobarán la antigüedad en el trabajo, el tipo de contrato, etc. a la hora de valorar la capacidad de devolución del solicitante.

Para las entidades financieras es muy difícil determinar qué usuarios son dignos de confianza con una simple entrevista, por lo que optan por ofrecer préstamos poniendo una serie de condiciones similares a: “mínimo un año de antigüedad en el trabajo”.

Nivel de endeudamiento del solicitante

Este es otro de los requisitos a tener en cuenta para acceder a préstamos de capital privado solo con nómina. De hecho, en muchas ocasiones puede hasta ser más importante que el propio valor de la nómina.

Lo habitual es que, cuanto más elevados sean los ingresos, mayor probabilidad habrá de obtener el préstamo. Sin embargo, también hay que tener en cuenta el nivel de endeudamiento que mencionamos: todos los préstamos previos y pagos a los que tiene que hacer frente la persona que solicita el préstamo.

Ejemplo práctico

Sandra tiene una nómina de 2.500 euros netos al mes, pero está pagando 1.000 al mes por la hipoteca del piso en el que reside actualmente, una tarjeta de crédito y préstamo del coche. A final de mes, le queda un disponible de 1.500 euros, que es lo que tendrá en cuenta la financiera para valorar si le concede el préstamo o no.

Persona que utiliza una calculadora para comprobar sus cuentas financieras para recibir un préstamo de capital privado solo con nomina

Préstamos de capital privado con ASNEF

Los préstamos de capital privado con ASNEF son aquellos que conceden las entidades privadas a personas que figuran en este fichero. El principal problema de figurar en la lista ASNEF es el acceso a la financiación. 

Muchas personas incluidas en esa lista han visto cómo su banco de toda la vida les ha denegado la concesión de un préstamo. Las entidades tradicionales difícilmente prestan capital si el cliente figura en un fichero de morosidad, ya que lo consideran un riesgo. En nuestro blog te detallamos todos los detalles para averiguar si formas parte de ASNEF o cómo salir de ASNEF.

Gracias a entidades como Suitaprest, formar parte del fichero ASNEF o de cualquier lista de morosos deja de ser un problema a la hora de solicitar un préstamo. Así pues, aunque estés actualmente en ASNEF, con nosotros puedes pedir el dinero que necesites. Lo único que te pedimos es que puedas presentar una propiedad libre de cargas o con poca hipoteca pendiente.

¿Y los créditos con ASNEF y nómina?

Los créditos con nómina y ASNEF son aquellos que se conceden a personas incluídas en el fichero y en los que se le pide al solicitante presentar una nómina como garantía. De esta manera, la entidad que ofrece el préstamo se asegura de que el cliente es un trabajador en activo y, por lo tanto, dispone de unos ingresos fijos para poder devolver la cantidad prestada.

Los préstamos de capital privado con nómina y ASNEF permiten que el solicitante no tenga que recurrir a una tercera persona que lo avale. La entidad financiera no pide más garantías en este tipo de préstamo, puesto que la nómina del solicitante ya actúa como tal. 

Al igual que los préstamos de capital privado solo con nómina, solo las personas con una situación financiera adecuada pueden acceder a este tipo de préstamos. Es decir, con los ingresos fijos suficientes para que la entidad crea que podrá recuperar el dinero prestado.

Préstamos de capital privado con ASNEF: por qué son una buena solución

La banca tradicional rara vez concede préstamos a un cliente que pertenece a las listas de ASNEF. Por ello, en los últimos años han ido apareciendo más entidades de capital privado que tienen como objetivo simplificar las operaciones a sus clientes y así poder ofrecer liquidez a distintos tipos de perfiles. 

En general, las opciones de financiación que ofrecen las entidades de capital privado son mucho más amplias. Aun así, la ley exige que el cliente pueda demostrar unos ingresos fijos para asegurarse la devolución del préstamo.

La razón principal por la que cada vez hay más personas que optan por la financiación privada es que estas entidades pueden ser más flexibles con los requisitos para acceder a sus operaciones. 

Joven afroamericana feliz con gafas organizando con éxito sus finanzas con un préstamo de capital privado

Préstamos de capital privado sin aval

Ahora que ya hemos dejado claro qué son los préstamos de capital privado solo con nómina y los créditos con ASNEF, es hora de explicar los préstamos de capital privado sin aval. Se trata de unos préstamos que ofrecen financiación sin la necesidad de recurrir a una persona que nos avale económicamente y responda por nosotros si es necesario. 

En general, para poder tener acceso a créditos y préstamos de la banca tradicional es necesario cumplir con una serie de requisitos mínimos que muchas personas no pueden alcanzar. Por este motivo, hay ocasiones en las que presentar a un avalista que respalde nuestra solvencia puede ser una solución. Eso sí, nunca hay que obviar todas las obligaciones y responsabilidades que le ocasionamos al avalista por prestar esta ayuda. 

Las entidades financieras de capital privado, por el contrario, solo exigirán al solicitante que tenga unos ingresos regulares y suficientes como para hacer frente al pago de las mensualidades.

Préstamos de capital privado con nómina sin aval

Es cierto que algunos préstamos de capital privado sin aval solo requieren demostrar unos ingresos fijos, como puede ser una pensión de jubilación. En la mayoría de los casos, se requiere que estos ingresos vengan demostrados por una nómina y un contrato laboral fijo. Sigue leyendo para conocer más información sobre los préstamos para pensionistas.

Recordemos que esta es la forma que tiene la entidad de comprobar la solvencia y, por lo tanto, asegurar nuestra capacidad de devolver las cuotas durante toda la vida del préstamo. Al inicio de esta publicación ya te hemos explicado cómo funcionan los préstamos de capital privado solo con nómina y cuáles son sus requisitos de concesión. 

¿Quién solicita préstamos de capital privado sin aval?

Cualquier persona que cumpla con los requisitos de la entidad financiera puede solicitar préstamos de capital privado sin aval. Los perfiles de usuario que los solicitan son muy variados, aunque siempre coinciden en dos aspectos: se decantan por instituciones financieras innovadoras y se quedan al margen de la banca tradicional, más lenta y costosa en trámites. 

Esto puede deberse a diferentes causas, como, por ejemplo, constar en listas de morosos como ASNEF o RAI, tener un nivel de endeudamiento previo muy elevado o no disponer de ingresos fijos. Con todo esto, las entidades bancarias no llegan a cubrir las necesidades de liquidez que muchas personas pueden tener en cualquier momento.

Préstamo de capital privado: ventajas y desventajas

Como siempre, nos gusta exponer las ventajas y desventajas de cada tipo de préstamo para que puedas tomar una decisión acertada y que se adapte a tu situación.

¿Cuáles son las ventajas del capital privado?

  • Solución alternativa. Si no puedes acceder a un préstamo porque estás en una lista de morosos o por otras restricciones impuestas por bancos tradicionales. 
  • Acceso a un futuro préstamo bancario. Obtener un préstamo de capital privado puede servir como puente para obtener un préstamo bancario en un futuro.
  • Asesoramiento experto. Las entidades financieras privadas cuentan con licenciados en finanzas y derecho, así como con expertos del sector bancario.
  • Agilidad y rapidez. La tramitación de préstamos en entidades privadas es más ágil y rápida que la de un banco tradicional.
  • Comodidad. Puedes seguir en tu banco de toda la vida y recibir ahí mismo el préstamo.

¿Cuáles son las desventajas del capital privado?

  • Costes adicionales. Los préstamos de capital privado son más caros que los tradicionales ya que pueden incluir costes adicionales (de apertura o de la propia gestión).
  • Intereses más elevados. El tipo de interés típico de estos préstamos en España es más elevado (10 – 13 %) y se suma a la comisión de apertura.
  • Clientes de riesgo. Los prestatarios, es decir, los clientes, son considerados «de mayor riesgo» porque no cumplen con los requisitos habituales de los bancos tradicionales.

Préstamo de capital privado: ¿es para mí?

Aquí tienes todo lo que necesitas saber si estás pensando en solicitar un préstamo de capital privado, tanto si eres empresario como emprendedor, autónomo o pensionista.

Préstamos de capital privado para empresas

Si tienes una empresa, habrás notado que los criterios de aprobación de préstamos se han vuelto más estrictos desde la crisis económica. Por ello, las entidades de capital privado ofrecen financiación más rápida y flexible con requisitos más asequibles.

Préstamos de capital privado para emprendedores

Conseguir financiación como emprendedor también puede ser complicado por la dificultad de obtener avales. Si no puedes demostrar un historial empresarial sólido, es difícil conseguir un préstamo tradicional; por tanto, los de capital privado, que están respaldados por propiedades, suelen ser la mejor opción―y a veces la única―  disponible para estos casos.

Préstamos de capital privado para autónomos

¡Pues claro que hay préstamos de capital privado para autónomos! Esta situación sería similar a la anterior en cuanto a no poder demostrar una nómina o ingresos fijos por ser un trabajador por cuenta propia. Este tipo de préstamos ofrecen mucha más flexibilidad siempre que presentes una propiedad como garantía.

Préstamos de capital privado para pensionistas

Si eres pensionista, lo más probable es que quieras conseguir liquidez. Los bancos tradicionales suelen poner restricciones según la edad y la cantidad del préstamo. Sin embargo, la buena noticia es que en España existen préstamos para pensionistas que pueden ser una buena alternativa.

No obstante, al igual que en los demás casos, dispones de distintos tipos de préstamo, por lo que siempre es importante tener claras tus necesidades y escoger el que mejor se adapte a ti.

Préstamos de capital privado con Suitaprest

Suitaprest es un intermediario financiero autorizado por el Banco de España especializado en préstamos con garantía hipotecaria de capital privado; es decir, nos encargamos de conectar a nuestros clientes con fuentes alternativas de financiamiento.

¿Nuestro objetivo? Ofrecer soluciones al mayor número de usuarios posible, sin importar que figuren en listas de morosos o del dinero que aporten con sus nóminas. Por eso, todo lo que te hemos contado hasta ahora no es un impedimento a la hora de apoyarte en Suitaprest. 

El único requisito indispensable para optar a cualquiera de nuestros préstamos es presentar una propiedad sin hipoteca o con poca carga pendiente. No nos importa si estás en ASNEF, si tienes una nómina fija o si tu contrato es indefinido. Y, por supuesto, no vamos a solicitar ningún tipo de aval extra.

El proceso es muy sencillo: solo tienes que rellenar el formulario de solicitud de nuestra web y, en menos de 24 horas, nuestros gestores se pondrán en contacto contigo.