Cómo reunificar deudas y controlar mejor las finanzas

En este artículo queremos explicar cómo reunificar deudas y cuáles son las distintas opciones que existen el mercado financiero actual para realizar esta operación. Pero antes de entrar en materia, nos gustaría dejar claro en qué consiste la reunificación de deudas y con qué objetivo se lleva a cabo.

¿Qué es reunificar deudas y en qué consiste?

El concepto es muy sencillo de entender a la par que tentador: consiste en unificar todas las deudas existentes en una sola para así ahorrar dinero.

A través de la operación de reunificar deudas una persona decide reagrupar todos sus préstamos u obligaciones económicas en una sola cuota de devolución.  Para que quede claro: se trata de solicitar un nuevo crédito que agrupe todos los anteriores. Con este paso y, como bien indica su nombre, lo que se consigue es unificar todas las deudas en una sola.

Con la opción de reunificar deudas normalmente se consigue pactar unos intereses menores y, de esta forma, llegar a un ahorro mayor. Además, hay que añadir, la facilidad que supone tener que realizar el pago de una sola cuota mensual y no estar pendientes de distintos plazos o vencimientos. Con la reunificación de deudas se consigue tener un mayor control de las finanzas.

¿Por qué reunificar deudas?

El objetivo principal de este tipo de préstamos, como ya hemos comentado, siempre es el mismo: conseguir un mayor ahorro y control de las finanzas personales. Las entidades que facilitan este tipo de operación crediticia, como Suitaprest, apuestan firmemente por ofrecer una segunda oportunidad a aquellas personas que se encuentran en una situación financiera poco favorable.

Reunificar deudas es una opción muy favorable para aquellas personas que, por unos motivos u otros, están pagando varios préstamos a la vez. No es difícil imaginar a alguien que esté pagando el préstamo hipotecario, las letras del coche y, además, tenga varias tarjetas crédito… ¿Imaginas poder agrupar todos estos pagos en una sola cuota mensual? De esta forma se consigue pagar siempre la misma cantidad a final de mes, pactar unos intereses menores y, por lo tanto, tener un mayor control financiero.

¿Cómo reunificar deudas?

Ahora que ya ha quedado claro qué es la reunificación de deudas, merece la pena detenernos a explicar cómo reunificar deudas, porque aunque es una práctica cada vez más extendida, no todo el mundo sabe cómo llevarla a cabo.

La reunificación de deudas se contrata de la misma forma que se contrata un préstamo. Y es que, como ya hemos explicado antes, no se trata de otra cosa que de un crédito más a través del cual unificamos todos los demás.

El proceso es muy sencillo, solo hace falta hacer la solicitud a través de la página web de la entidad financiera para que así esta pueda estudiar nuestro caso y ver qué es lo que nos conviene más. Con nuestro simulador de reunificación de deudas os será muy fácil calcular vuestra nueva cuota mensual.

Existen distintas opciones en le mercado financiero para reunificar deudas, entre las que podemos encontrar: créditos para reunificar deudas, reunificar deudas con hipoteca o incluso a través de préstamos personales.

rerunificar deudas en suitaprest

Reunificar deudas con hipoteca

De todos los procesos para reunificar deudas que hemos citado antes, el que nos interesa en este artículo es el de reunificar deudas con hipoteca, ya que es uno de los sistemas más usados en el mercado de crédito de nuestro país.

Se trata de un proceso sencillo para reunificar las deudas de un particular, ya que lo único que se tiene que hacer es hipotecar la vivienda del que lo solicita o pedir una ampliación si ya existe hipoteca sobre esa propiedad.

En este caso la hipoteca que se solicitaría sobre la vivienda sería la que cubriría los gastos de todos los demás créditos contraídos por el usuario. De esta forma es la propia vivienda la que funciona como garantía del importe total adeudado, por lo que este tipo de préstamo suele concederse sin pedir ningún aval personal o incluso a usuarios incluídos en ficheros de morosos como ASNEF o RAI. Lo único que se debe tener en cuenta es que la vivienda que se presente como aval tiene que estar libre de cargas.

Simulador reunificación de deudas

En el caso de tener que afrontar varios pagos cada mes, con distintos porcentajes de interés y distintos plazos de vencimiento, lo más probable es que reunificar deudas sea la mejor opción. No solo por el ahorro, sino también por la comodidad de hacer frente a una única cuota.

La mejor forma de saber si reunificar deudas es una opción que os va a salir a cuenta es utilizando un simulador de reunificación de deudas como el que encontraréis en nuestra web.

Cómo reunificar deudas con Suitaprest

Reunificar deudas con Suitaprest es muy sencillo, ya que el único requisito que se debe cumplir es poder asignar un un inmueble sin hipoteca o al que le quede muy poca carga pendiente. Con el objetivo de poder ayudar al mayor número de usuarios, no pedimos demostrar unos ingresos fijos ni tampoco tener ningún aval personal.

Nuestro equipo de gestores financieros son los encargados de ponerse en contacto con el solicitante para realizar un estudio gratuito y sin compromiso de su caso particular e informarle de la cantidad económica a la que podrá acceder con nuestro préstamo con garantía hipotecaria.

En un tiempo récord después de la solicitud se estará firmando el préstamo ante notario y ese mismo día el usuario recibirá la liquidez necesaria en su cuenta bancaria, sin necesidad de cambiar de banco ni de preocuparse por los trámites y el papeleo.

Si estás pensando que la reunificación de deudas es una buena solución para tu situación financiera no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Cualquiera de nuestros gestores te podrá informar de todo lo que necesites, además de realizar el estudio personal de tu caso.